Djokovic admite haberse saltado la cuarentena y cometido «errores» en la documentación para entrar a Australia en medio de la polémica sobre su participación en el Abierto

Djokovic admite haberse saltado la cuarentena y cometido «errores» en la documentación para entrar a Australia en medio de la polémica sobre su participación en el Abierto
Redacción BBC News Mundo

27 minutos

Fuente de la imagen, Getty Images

La polémica en torno a la participación de Novac Djokovic en el Abierto de Australia da otro giro.

Este miércoles el tenista reconoció haber cometido errores al rellenar la documentación para entrar al país y admitió haber violado las reglas de cuarentena al reunirse con un periodista a pesar de haber dado positivo por coronavirus en diciembre.

Lo hizo a través de un comunicado en Instagram, añadiendo que su intención era aclarar la «desinformación continua» sobre sus movimientos mientras el gobierno de Australia decide si inicia un segundo proceso de deportación contra él o no.

El número uno del mundo espera poder jugar en el Abierto de Australia, que comienza el 17 de enero, pero su participación se ha visto comprometida por toda la polémica en torno a su visa.

Djokovic no está vacunado contra la covid. El pasado 6 de enero, tras aterrizar en Australia, le fue revocada lavisa debido a supuestas irregularidades sobre la exención de vacunación que le habría permitido ingresar al país.

Este lunes, sin embargo, el juez Anthony Kelly revirtió la revocación de su visa y ordenó la liberación del jugador, quien se encontraba desde entonces en un centro de detención de migrantes.

Sin embargo, el gobierno no ha descartado emprender más acciones y todavía existe la posibilidad de que vuelva a cancelarse la visa del tenista a pocos días del arranque del torneo.

Alex Hawke, ministro de Inmigración en Australia, podría cancelar la visa basándose en que infecciones previas de covid no cuentan como exención. También podrían revocársela por «errores de forma» en su formulario migratorio de llegada y posibles infracciones de las medidas anticovid de Serbia.

Si Djokovic ganara el Abierto de Australia sería la vigésimo primera vez que consigue un torneo de Grand Slam y se convertiría en el tenista más laureado en la historia de este deporte.

Fuente de la imagen, Getty Images

Los «errores» de Djokovic y su equipo

En su publicación de Instagram, Djokovic asegura que el 14 de diciembre estuvo en en un partido de baloncesto en Belgrado y después se enteró de que alguien de los presentes había dado positivo.

A pesar de no tener síntomas, escribe, se hizo una prueba rápida de antígenos el día 16 y dio negativo. «Por precaución también me hice una PCR el mismo día», cuenta.

En lugar de esperar el resultado de la PCR, el 17 acudió a un acto previo test de antígeno, que también dio negativo, pero. El resultado positivo de la PCR la recibió después del evento, explica.

Sin embargo, Djokovic reconoce haberse entrevistado con un periodista de la revista francesa L’Equipe el 18, cuando ya sabía que había dado positivopor coronavirus, porque «no quería decepcionarlo».

«Me aseguré haber guardado distancia social y usé una mascarilla excepto para tomarme fotografías», dijo.

L’Equipe confirmó en un artículo que Djokovic usó su mascarilla todo el tiempo, incluso cuando su reportero le pidió que se la quitara durante cinco minutos.

El periodista, Franck Ramella, dijo que le habían pedido que no le preguntara a Djokovic sobre su estado de vacunación o el próximo Abierto de Australia, por lo que no le preguntó «si había considerado hacerse una prueba».

«Incluso si se lo preguntáramos, ¿cuál sería el punto?», escribió Ramella.

Djokovic también admitió haber emitido una declaración falsa en su forma migratoria antes de entrar a Australia y que su equipo está ofreciendo ahora información adicional a las autoridades.

En concreto, dijo que su agente cometió un error al rellenar una sección en que le pedían información sobre su historial de viaje reciente. En esta se apuntó que el tenista no había viajado en 14 días antes de aterrizar en Australia.

Fuente de la imagen, Getty Images

Sin embargo, reportes recienten sugieren que el tenista, de 34 años, viajó a Serbia y luego a España antes de volar a Australia.

«Mi agente se disculpa sinceramente por los errores administrativos al rellenar la sección incorrecta. Fue un error humano claramente no deliberado», escribió Djokovic.

Mientras, Inmigración dijo el martes que está investigando si Djokovic había hecho una «declaración falsa», lo cual sería motivo para la cancelación de su visa.

ATP, la organización del tenis profesional masculino, pidió más claridad en las reglas para entrar a Australia e instó a los jugadores a vacunarse.

Otro giro en la historia

Análisis de Shaimaa Khalil, corresponsal en Australia

Da la impresión de que cada vez que algo se revela sobre la saga Djokovic la historia parece menos clara.

Esta mañana estaba viéndolo entrenar. Y solo unos minutos después de que saliera de la cancha, el teléfono de todos se iluminó.

En su comunicado, Djokovic señaló dos cuestiones.

La primera, sobre su infección por covid-19. Si bien admitir que rompió las reglas de aislamiento no afecta sus perspectivas de deportación, ciertamente no da buena imagen.

Para los australianos que han tenido que lidiar con algunas de las restricciones más estrictas del mundo, este es un atleta de fama mundial que ha dicho públicamente que está en contra de vacunarse y ahora ha revelado que violó las reglas de aislamiento mientras estaba infectado.

La otra admisión principal es haber proporcionado información incorrecta en su documento de declaración de viaje.

Djokovic lo calificó como un error humano, pero ¿lo aceptarán los funcionarios de Inmigración? Sabemos que ahora están analizando más información proporcionada por el equipo de Novak.

El Abierto de Australia comienza en unos días y todavía no hay garantía de que pueda defender su título.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Deja una respuesta