El niobio va a revolucionar la industria automotriz, prevé una firma líder

El presidente del Consejo de Administración de la CBMM, Pedro Moreira Salles, habla este miércoles durante la entrega del premio CBMM de Ciencia y Tecnología, de la Companhia Brasileira de Metalurgia e Mineração (CBMM), este miércoles en Río de Janeiro (Brasil). EFE/ Marcelo Sayão

Río de Janeiro, 21 ago (EFE).- La Companhia Brasileira de Metalurgia e Mineração (CBMM), líder mundial en la producción de niobio, considera que el aprovechamiento de este material en la producción de baterías no sólo optimizará los generadores eléctricos sino que puede provocar una revolución en la industria automotriz.

«Descubrimientos recientes muestran que los óxidos del niobio permiten cargar baterías de litio en sólo 6 minutos, lo que podrá provocar una revolución tecnológica con su implementación en vehículos automotores», afirmó este miércoles el presidente del Consejo de Administración de la CBMM, Pedro Moreira Salles.

Para el ejecutivo, el descubrimiento y su rápida implementación por parte de la industria automotriz mundial permitirán acelerar la transición de los vehículos movidos por combustibles fósiles a los vehículos eléctricos, que no producen gases contaminantes.

La CBMM, responsable por cerca del 80 % de la producción mundial de niobio, firmó el año pasado un contrato con la multinacional Toshiba para desarrollar baterías de litio que usan ánodos de óxidos de niobio y titanio.

El acuerdo prevé una inversión de 7,2 millones de dólares en la construcción de una planta piloto en Brasil para la producción de baterías que se caracterizan por su alta densidad energética y por la capacidad de ser recargadas en pocos minutos.

Moreira Salles se refirió a la revolución tecnológica que puede provocar el nuevo aprovechamiento del niobio en el discurso que pronunció durante la entrega de la primera edición del Premio CBMM de Ciencia y Tecnología, que tuvo lugar en la noche de este miércoles en la sede del Museo del Mañana de Río de Janeiro.

Según el ejecutivo, además de su uso en la construcción, en el refuerzo del acero y en baterías, el niobio también puede ser usado en material médico.

En su pronunciamiento Moreira Salles abogó por universidades públicas de calidad en Brasil y por mayores inversiones en educación.

«Hace 50 años la renta de Brasil era superior a la de Corea del Sur, pero ellos hicieron mejores inversiones», afirmó al destacar la inversión del país asiático en educación y capacitación.

La entrega del Premio CBMM de Ciencia y Tecnología, con el que la empresa pretende reconocer el legado de investigadores y científicos brasileños en diferentes áreas, contó este año con la participación del vencedor do Premio Nobel de Economía en 2018, Paul Romer.

«Cómo es magnífico que se cree este premio no sólo para Brasil sino para el mundo», afirmó Romer en su discurso.

Para el presidente ejecutivo de la CBMM, Eduardo Ayroza Galvao Ribeiro, la idea es incentivar la producción de los investigadores brasileños con la creación de un premio que reconocerá no sólo aportes en el área mineral sino en todas las áreas del conocimiento.

«Los premiados en la edición de este año son del área de matemáticas y de la biomédica. Vamos a mantener el Premio en los próximos años porque es necesario destacar historias de vida de brasileños importantes y valorar la ciencia y la tecnología de Brasil», dijo Galvao Ribeiro en declaraciones a Efe.

Uno de los investigadores premiados es Marcelo Viana, director general del Instituto de Matemática Pura y Aplicada (IMPA) y especialista en sistemas dinámicos, que fue el organizador del Congreso Internacional de Matemáticos realizado en Río de Janeiro el año pasado. Viana también ha sido presidente de la Sociedad Brasileña de Matemáticas y vicepresidente de la Unión Matemática Internacional.

El otro premio lo recibió el biomédico João Batista Calixto, profesor de farmacología de la Universidad Federal de Sao Carlos, miembro de la Academia Brasileña de Ciencias y director del Centro de Innovación de Ensayos Preclínicos, que posee 24 patentes de productos biomédicos y participó en el desarrollo de 3 fármacos ya en el mercado.

La CBMM, fundada en 1955 y controlada por los principales accionistas del Itaú-Unibanco, mayor banco privado de Brasil, también cuenta con participación accionarial de inversores chinos, japoneses y surcoreanos.