Corte federal de apelaciones da razón a elector de Colorado

Sin embargo, Michael Baca, Polly Baca (sin relación entre ellos) y Robert Nemanich, decidieron en esas elecciones votar por el republicano John Kasich (foto), ante lo que el entonces secretario de Estado de Colorado, Wayne Williams, les ordenó que lo hicieran por Clinton. EFE/Justin Lane/Archivo

Denver (CO), 21 ago (EFEUSA).- El fallo de una corte federal de apelaciones que abre la puerta a los electores de Colorado a votar por el candidato de su elección, y no por un candidato específico, podría tener repercusión a nivel nacional y en las elecciones generales de 2020.

En un escrito publicado el martes, y del que este miércoles hace eco la cadena CNN, dos de los tres miembros del Décimo Circuito Federal de apelaciones encontraron inconstitucional que un miembro de Colorado del Colegio Electoral, que cuenta con un total de 538 electores a nivel nacional, no pueda votar por otro candidato presidencial que no sea el ganador.

De acuerdo a una ley estatal, los nueve miembros del Colegio Electoral de Colorado deben votar por el candidato que resulte ganador en el estado, que en las pasadas elecciones de 2016 fue la demócrata Hillary Clinton.

Sin embargo, Michael Baca, Polly Baca (sin relación entre ellos) y Robert Nemanich, decidieron en esas elecciones votar por el republicano John Kasich, ante lo que el entonces secretario de Estado de Colorado, Wayne Williams, les ordenó que lo hicieran por Clinton.

Los dos últimos finalmente así lo hicieron, pero Baca se negó, lo que mereció que fuera expulsado del cargo por Williams, una decisión rechazada ahora por la corte federal de apelaciones, con sede en Denver, capital de Colorado, y como resultado de un proceso legal iniciado por seguidores de Kasich.

«El Secretario Williams interfirió sin permiso con el ejercicio del señor Baca de su derecho a votar como un elector presidencial. En concreto, el Secretario Williams actuó inconstitucionalmente al expulsar al señor Baca y anular su voto por no cumplir con la provisión del voto vinculante», se lee en el documento de 125 páginas firmado por la jueza Carolyn Baldwin McHugh.

El dictamen resalta que los electores presidenciales pueden votar por el presidente y el vicepresidente «con discreción», es decir, los estados no tienen la autoridad de remover a un elector «en ejercicio de su derecho constitucional».

Se anticipa que el caso llegue a la Corte Suprema, cuya decisión podría modificar la relación entre los miembros del Colegio Electoral y los estados que representan.